• Relatos

    El tacto de las personas mágicas

    Existen, pasan por nuestras vidas y entonces lo iluminan todo con una luz casi cegadora. Me habían hablado de ellas y a pesar de ello, no creía que existiesen realmente, luego lo viví en mis propias carnes y entonces, padecí su magia. Anteriormente, me encontré por el camino con otras dos o tres malas imitadoras y un amor tóxico, que también brillan de la misma manera en los comienzos. Las personas mágicas existen, pero es casi imposible divisarlas a lo lejos. Radian luz como un faro en un mar en calma, pero únicamente lo hacen cuando conectas con ellas y solo tú puedes verlo, porque no son de esa clase…

  • Relatos

    La tormenta que vemos pasar

    Llegué por la tarde, después de conducir por carreteras perdidas secundarias durante bastante tiempo, lo hice acompañado de mi buena amiga Pili, una gran experta en esto de las técnicas de meditación orientales. Ella fue la que me dijo de la existencia de este retiro de yoga silencioso, y también mí amiga y vecina Sonia, otra chica que está muy metida en este mundo emocional y que fue la que más me animó a que viniese a este retiro, para que pudiese seguir con mi trasformación interior que había comenzado unos meses atrás. Llegada Llegamos el viernes tarde a la cabaña del silencio, que es como le llaman al lugar…

  • Relatos

    El Rayo Verde

    Aquel fin de semana sin planear se convirtió en uno de los más intensos, como siempre ocurre, las cosas que no esperas siempre aparecen y los días que no prometen suelen ser memorables, simplemente por el hecho de no esperar nada de ellos. Fue todo sin planear y a ultimísima hora, mejor dicho, todo fue de golpe. El viernes me acerqué hasta Ribadeo a la inauguración del nuevo espacio del “Hotel Mi Norte” cuya propietaria es Cristina, mi gran amiga del alma. Pasé todo el viernes en aquel espacio mágico, conociendo a gente sin parar, una inauguración que duró todo un día y que dio para mucho, incluso para coincidir…

  • Pensamientos,  Relatos

    La Conexión Total

    Ocurre cada mucho tiempo… a veces sólo ocurre una vez en la vida, es como esos grandes jugadores de fútbol que se quedaron grabados en nuestra memoria para siempre: Cruyff, Di Stefano, Zidane, Francescoli, Maradona, Iniesta, Messi, Pelé, Cristiano… no sale uno de éstos todos los años, ni se encuentran en todas las canteras de los equipos. La conexión total, es algo que pasa también muy de vez en cuando, casi es efímero, solo al alcance de los tocados por la magia de la vida. Puede ocurrir y verdaderamente ocurre, conocer a alguien y desde el minuto uno saber que esa persona, que tanto tiempo llevas esperando y buscando, existe.…

  • Pensamientos,  Relatos

    Conocerse, conocernos

    Tal vez, he hablado mucho del amor y del desamor y no de sus fases, que es lo que nos toca vivir a todos alguna vez en nuestras vidas… a fin de cuentas, son los momentos que nos sirven para recordar cuando necesitamos un escape. Quizás, el momento o la fase más bonita del amor es la de conocerse y hacerlo mutuamente, un reto. Es como el disparo al aire en la salida de una carrera de obstáculos en la que todos los corredores quieren ganar. Conocerse es adentrarse el uno en el otro, explorarse, no solamente físicamente, ni psicológicamente, sino también de forma curiosa, en la vida de cada…

  • Pensamientos,  Relatos

    Amar y querer no es lo mismo (por El Principito)

    Esta semana El Principito de Saint-Exupéry cumplió 75 años, esta obra mágica ha sabido como pocas perpetuarse en el  tiempo y en las memorias; tanto de pequeños como de mayores. Junto con estos otros: En el Camino, El Extranjero, El Guardián Entre el Centeno, forma parte de mis cuatro referencias literarias de cabecera. Lo leí siendo muy pequeño y lo volví a releer mil veces más, ya de adulto y en cada lectura había una sensación distinta, como si dijese algo diferente cada vez, en una palabra, como si este libro tuviese vida. Creo que el secreto se encuentra en el propio protagonista, las cosas vistas a través de los…

  • Relatos

    Abrazos en la hierba

    Mi compañero de casa Laurie y yo, salimos pitando de nuestro Crawley para dirigirnos a Londres, ese día se celebraba el Field Day Festival y era el segundo año que asistíamos. Este es quizás el más grande los festivales Indies de la capital inglesa y donde casi todos los años tocan los más grandes y pequeños en perfecta armonía. Como por arte de magia, el sol reinaba en lo más alto, algo muy poco común en las islas británicas, por lo que con un día así, uno lleva la sensación de que todo saldrá a pedir de boca. Como siempre, cogimos nuestro tren dirección a Victoria Station y desde allí…

  • Pensamientos,  Relatos

    Serendipia o aquella chica dulce

    Todo comienza con un viaje en Semana Santa que no ibas a hacer, a una ciudad cualquiera de Europa. En un par de días lo tienes todo preparado y con una ilusión desbordante. Todo se fraguó a última hora y casi sin planear, que es cuando mejor salen las cosas. Y entonces llegas a esa ciudad que ya tan bien conoces, pero que no te cansas de visitar una y otra vez, mirando todo de nuevo, como si fuese la primera vez, asombrándote en cada esquina, en cada callejuela que te sabes de memoria, pero intentas engañar al alma, como si todo fuese la primera vez. El resto va sobre…

  • Lugares,  Pensamientos

    El llanto de Camden Town

    Aquel día era de sol radiante en todo el sur de Inglaterra, desde West Sussex a Surrey, así que era de esos, en el que se coge el tren que va Londres, para pasar casi todo el día en Camden Town. Con sol, el rey de todos los mercadillos está esplendoroso y uno quiere pertenecer a aquello, como si fuese el último suspiro que queda antes de morir. El tren que lleva a Londres, desde Crawley hace pocas paradas y en menos de 35 minutos, uno está con los pies puestos sobre el andén de Victoria Station. Una vez allí, como si fuese un remolino, las miles de almas que…

  • Pensamientos

    Tus cosas, las mías

    Ya hace un mes que tú y yo volvimos, parecía casi imposible, después de todo lo que pasó, después de todo lo que esperé y en el fondo, tú también esperabas, o por lo menos me recordabas, me lo dijiste, así entre regañadientes y eso fue una alegría para mí, confirmar que aunque no sabía nada de ti, en el fondo me esperabas, aunque lo tapases con cualquier otra cosa, con cualquier otra emoción. ¿Sabes? Lo conseguimos, nadie daba un duro por esto y sin embargo pasó. Las vueltas de esta vida, que aunque trae muchos días aburridos, sin hacer nada o en soledad, otros pasa todo en segundos. Recuerdo…