La Conexión Total

Ocurre cada mucho tiempo… a veces sólo ocurre una vez en la vida, es como esos grandes jugadores de fútbol que se quedaron grabados en nuestra memoria para siempre: Cruyff, Di Stefano, Zidane, Francescoli, Maradona, Iniesta, Messi, Pelé, Cristiano… no sale uno de estos todos los años, ni se encuentran en todas las canteras de los equipos.

La conexión total, es algo que pasa también muy de vez en cuando, casi es efímero, solo al alcance de los tocados por la magia de la vida.

Puede ocurrir y verdaderamente ocurre, conocer a alguien y desde el minuto uno saber que esa persona, que tanto tiempo llevas esperando y buscando, existe. Es curioso, porque para que esto suceda, tienen que darse un sinfín de coincidencias que nunca piensas están para ti. Cuando vemos a alguien y nos gusta, salta la chispa, pero luego viene la segunda parte, ya que puede ser que una vez que te vas adentrando en ella, sepas también, que no tenéis nada en común y entonces llega otra decepción más. Está claro, que lo que te gusta es lo de fuera, en cambio, lo que te enamora es lo de dentro.

Por eso, está difícil encontrar a alguien así, que te encante por su físico y una vez lo conozcas, te enamore perdidamente por su alma, esto es a lo que se le llama La Conexión Total. Y eso no ocurre siempre, por no decir casi nunca. Los que lo han conseguido y están juntos, son conscientes de vivir el paraíso en vida, los que lo vivieron y no lo están, se arrepentirán siempre. Todos hemos conocido a alguien con el que nos ha ocurrido esto mismo. No se puede explicar, porque es una especie de alegría máxima e ilusión desbordante, pero claro, esto viene acompañado por una fuerte incredulidad. No podemos admitir, que exista alguien así y que esté para nosotros. ¿Por qué será, que nunca nos creemos que nos merecemos las cosas buenas?

Puedes tener otras chicas u otros chicos, otras historias más largas, pero jamás haber vivido una experiencia como esta, entonces, te darás cuenta que todas las anteriores que pasaron, no eran lo suficientemente fuertes y das gracias porque se fuesen y se hubieran acabado, aunque en su momento lo pasases mal con su marcha.  Esta persona, te devuelve todo de un golpe, tiene algo que las demás no tienen y parece que todo lo hace con una facilidad asombrosa, casi sin esforzarse. Su presencia es la fuente de la que bebe toda esa ilusión que has puesto en ella.

Todas tus anteriores derrotas emocionales, se disipan por arte de magia en unos segundos y sin apenas darte cuenta, la mente las borra por completo, o a veces es más benévola y las hace incluso más dulces, y te parece que no fuese para tanto el drama que habías creado y le quitas toda la importancia que tuvieron, aunque te sacasen un millón de lágrimas por entonces. Eso ya no importa, porque lo que estas experimentando tiene un gran poder emocional, pero a su vez, otro curativo mucho más fuerte. Esta conexión lo cura todo, las derrotas del pasado, los enfados, los rencores que aún guardas, el dolor y las frustraciones que arrastras. Es como si todo perdiese importancia, o a lo mejor, se le da la importancia que realmente tienen, que muchas veces es menos de lo que le damos nosotros.

La conexión total existe y de qué forma. Te sientes vivo después de mucho tiempo, todo va a una velocidad de vértigo, pero a la vez seguro. Una descarga eléctrica sacude tu cuerpo desde el mismo instante en que se cruzaron vuestras miradas, las cuales cada vez fueron más copiosas, hasta llegar casi al ridículo. Cuando hay esa conexión, no podéis dejar de miraros y un imán hace girar vuestras cabezas de forma automática, aunque no queráis. Algo te dice: “Esa chica que está ahí tiene algo especial y creo que ella piensa lo mismo de mi”.

La Conexión Total no se busca como un tesoro escondido en alguna parte, no hay un mapa para poder llegar a ella, tampoco está esperado en una red social como Tinder, Pof o Badoo, en estas plataformas la gente va con unas expectativas y cuando eso ocurre, casi nunca se cumplen. Además de ser estas, un hervidero de corazones desquebrajados que están en busca de emociones de otra clase. Esta sensación, se encuentra en un momento en el que no esperabas nada, en un momento en que quizás, no estuvieses ni tan siquiera preparado para vivir algo así. La Conexión Total no se espera, se encuentra en el lugar y en el momento menos predecible. La Conexión Total puede estar en esa fiesta a la que no ibas a ir y unos amigos te agarraron por el brazo para llevarte a la fuerza, entonces entras en un pub y ella aparece y todo se tiñe de rosa a medida que vais hablando de grupos de pop indie. La Conexión Total existe en la esquina de tu calle, cuando chocaste contra ella al ir con prisa y le tiraste todas las cosas de su bolso y al agacharte para recogérselas, entablas una conversación estúpida, que, sin embargo, te eriza los pelos de los brazos al escuchar como ella se expresa, mientras vuestras miradas se juntan. La conexión existe cuando vas a clases y al entrar te la encuentras de frente y la observas y la escuchas charlar y piensas, yo quiero una chica como esa, aunque solo sea como amiga, porque es igual que tú.

Pero esto solamente es el comienzo y La Conexión Total hay que sentirla en los demás grandes momentos que se viven, las veces que vais a quedar para seguir conociéndoos, las veces que os comeréis la boca con dulzura, en los abrazos que salen del alma de forma esporádica, en los viajes que haréis y que vais a sentir de la misma forma, ciudad tras ciudad, en las siestas tardías en el sofá, en la forma de abrazaros al dormir juntos las noches frías de invierno o en las calurosas de verano en las que el calor es una barrera para rozarse, en el respirar que sientes en tu cara al quedarse ella dormida mientras te miraba fijamente a oscuras, en los secretos que os contareis, en los domingos de paseos por mil rincones, que tú más seguro conozcas y ella también, pero que adquiere otra dimensión al ir juntos.

Pero esa conexión total, se siente sobre todo en la mirada, que ahora con más confianza y en momentos más íntimos, se mezclan sin miedo a nada. Es el momento más álgido de este poder emocional curativo, es un diálogo en el que no hace falta soltar ni una palabra. Mirar a los ojos de otra persona es una de las cosas más incomodas cuando no hay conexión, cuando no hay sentimiento, pero si esta existe, mirar a los ojos de tu pareja, quizás no te abra a descubrir sus secretos más profundos, pero si es una de las sensaciones más bonitas y confortables para los dos y si son por largos periodos de tiempo en silencio, en los que de vez en cuando se escapa alguna caricia, la conexión…hace que os sintáis en el cielo.

La Conexión Total no es amor, sólo es la puerta a conseguir sentir entre dos este sentimiento, creer que lo es, solo lleva al fracaso. Esta emoción es el primer paso para poder sentirse pleno. Quedarse en ese momento y no avanzar, da pie a que la historia muera antes de comenzar y eso nadie lo quiere cuando se encuentra una persona que te hace sentir todo eso.

Pero La Conexión Total tiene también su parte no tan buena, aquí, en este mismo momento, es cuando puede crearse la idealización de la otra persona y si eso ocurre, el camino que queda por recorrer no es muy esperanzador, porque con la idealización distorsionamos nuestra realidad, todos sus encantos los llevamos a un grado superlativo, incluso sus defectos, que son muchos, pero nos gustan de igual modo. Podrán estar haciéndonos daño y nosotros pensar que nos quiere con locura. Con la idealización vivimos en una nube que no es cierta, ni tan siquiera, es de algodón, ni es dulce, pero es lógico, no siempre uno se encuentra con una persona que brilla más que el sol en este mundo gris. En este instante, todo lo que haga será una visión que recordaremos siempre, todo lo que diga se grabará en nuestra mente a fuego, cada vez que nos roce será el mayor de los placeres para nuestro cuerpo y eso no es bueno, porque no existe nadie con ese potencial. La Conexión Total nos pega a veces malas pasadas, una de ellas es la de la idealización. Pero esta, sólo bajará su intensidad con el tiempo, que es el mago que pone cada cosa en su sitio. No únicamente a la idealización… sino también al amor, a las emociones, a los recuerdos amargos y bellos, a la distancia entre los dos…

Mucha gente está con alguien al lado toda su vida, con el que jamás vivirá algo parecido, porque la Conexión Total no aparece a lo largo del tiempo, es algo instantáneo, un impacto que depende del momento, de la situación y sobretodo del potencial de ambas personas y que estas vibren en el mismo nivel. Un nexo de unión de muchas cosas que es difícil se entrelacen. Y es una lástima, vivir una vida sin saber lo que es esta emoción, solamente por el hecho de conformarse con muy poco.

La Conexión Total también puede ser parte de un amor toxico, porque estos brillan con una luz casi cegadora al comienzo y saben esconderse a la perfección detrás de esta poderosa emoción, pero eso sólo lo desenmascara una vez más el tiempo, o también, el infierno de la decepción.

El amor entre dos es lo más bonito que puede existir en esta vida, La Conexión Total el primer paso para llegar hasta él. A veces, este camino se rompe en mitad del recorrido y todo se va al traste, porque razones para que esto ocurra hay muchas y el camino a recorrer no siempre es fácil, pero, aun así, sentir esta fuerza por dentro es para sentirse vencedor y orgulloso en una lucha que no tiene que existir. Quizás una conexión total con mucha fuerza nos esté aguardando a cada uno de nosotros en cualquier momento en el que ya no esperamos nada, quizás nos traiga una historia bonita duradera, pero no eterna, nada en este mundo lo es y la vida, ya lo sabéis, es un suspiro y con momentos como estos, maravillosa.

Jordi Cicely

Canciones para escuchar en bucle: We Don´t Eat – James Vicent McMorrow

2 comentarios sobre “La Conexión Total

  1. Coincidir con alguien es fácil, lo hacemos a menudo y con decenas de personas cada día. Sin embargo, lo que es realmente mágico es llegar a “conectar”, es chocar de mente y corazón con alguien y descubrir de pronto cómo armonizan nuestros mundos, cómo vemos galaxias donde otros solo ven charcos de lluvia o cómo nuestras risas estallan al mismo tiempo y por las mismas razones…
    !!!!!!!!!!CONECTÉMONOS! !!!!!!!!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *