Relatos

Y ella apareció

Y al fin sucedió, después de varios meses desde la gran explosión, después de muchas noches durmiendo a trompicones, después de muchos días dándole vueltas, ella ha aparecido de nuevo. Fue gracias a lo último que has escrito, a ese post que le tocó el alma y entonces no pudo más, o simplemente, se dio cuenta que todo lo que habías escrito era para ella, ahora si se lo creyó, supo a ciencia cierta que era la única destinataria y aunque habías dejado un montón de códigos que sólo tú y ella sabíais, fue en este último, donde se convenció de verdad que ella era la protagonista de todas estas historias. Decidió aparecer de nuevo, con un WhatsApp que decía que esta vez la había emocionado de tal forma, que no podía quedarse escondida y tenía que decírtelo. Este mensaje, aunque pequeño y escueto en un primer momento, guarda una explosión de emociones que hace que se te dé una vuelta el corazón, y este difícilmente volverá a su situación original.

Te agradece todo lo que has escrito sobre ella, se ha dado cuenta que tu amor es puro y sincero, lo ha visto en este largo camino. Lo importante es que ella apareció, lo hizo de forma fulminante y eso lo agradecen tus emociones, que llevaban días revueltas, como si supiesen que esto sucedería en cualquier momento. Luego te dice, que está deseando verte y que tenéis que hacerlo cuando ella esté preparada para ello, pues ha dado ese paso que tanto le costó, aunque sólo fuese por su bien. Y te pide que esta vez, las cosas tienen que ir más lentas, con más calma y que tendrás que acompañarla en su duelo, o al menos esperarla en silencio a su lado, a que ella esté preparada y plena para algo nuevo. Una invitación así no se puede rechazar de ninguna manera. Va ser difícil, porque por el momento, no puede sentir con la misma fuerza que tú la sientes, que quizás lo haga cuando esté curada, quiere hacerlo, su voz la delata, pero se disculpa por ello. Tendrás que cuidarla sin tocarla, estar a su lado sin que lo note, vigilarla por si se cae o resbala y darle tu mano cuando lo necesite, pero sólo si ella te la pide.

El mejor momento es sin duda cuando te llama de nuevo, volver a escuchar su voz trae una emoción enrarecida, pero bañada de una alegría inmensa, lo notas cuando descuelgas el teléfono y escuchas ese acento suyo que te trae loco, disfrutas de nuevo esas pausas al hablar y que hace que todo tenga el doble de fuerza a cada palabra que dice, incluso el pequeño titubeó que tiene a consecuencia del nerviosismo, se vuelve en algo dulce, tu respondes con el mismo titubeo, que sin embargo, a ti te parece un desastre. Lo más bonito de todo, es escuchar que te perdona, que no te guarda rencor, que ha estado vigilándote todo este tiempo y ha pensado mucho sobre lo sucedido y ahora lo ve de distinta manera, y sabe que nunca le has querido hacer daño y ella a ti tampoco. El tiempo ha puesto todo en su sitio.

Confiesa que tiene miedo, por varias razones, por una parte sabe que las idealizado mucho durante este proceso y que no lo merece, que es una chica normal y que quizás, cuando nos volvamos a ver, puede que esta admiración se caiga al suelo y entonces todo se vaya al traste, tiene miedo también, porque la historia discurra a aquella velocidad de vértigo de la primera vez y esta vuelva a morir al poco de nacer de nuevo y tú aparte de esto, tienes miedo a que ella de un paso atrás y te quedes desnudo al frío de nuevo, sabes que eso sería mortal. Pero hay que apostar y jugar, solamente así sabrás el desenlace…

Y Cada minuto que hablas con ella, te das cuenta que todo es real y aun así, te pellizcas para cerciorarte de que no es un sueño, porque lo has soñado tantas veces, que ya no distingues entre la realidad y la ficción. Una vez más, sabes con certeza, que ella es la única que resume las tres formas de amor que existen en este mundo: el amor emocional, el amor sentimental y el amor sexual. Nadie en este planeta las tiene, salvo ella. Y ahora, se ilumina ante ti la razón por la que ninguna de esas chicas que conociste pudo substituirla, ella es insustituible y aunque pensabas que estabas vacío, porque no sentías nada por ellas o porque no te emocionaban, lo que realmente pasaba, era todo lo contrario, estabas tan lleno de su esencia, que no dejabas entrar a las demás. Bastó una conversación de un minuto otra vez, para saber que ella lo tiene todo y lo sigue teniendo.

Te das cuenta en cada palabra que dice con ese tono suave, que te ha vuelto en un yonqui de las relaciones que marcan vidas y ella es esa droga que tú necesitas, esa que alivia tu dolor interior del alma y que nadie más puede darte.

Y hacéis un pacto tú y ella, para que esta historia no tropiece en la misma piedra, y porque aquello fue una locura, decidís que se olvide todo lo que ha pasado, todo lo malo que ha ocurrido, se borrará de vuestra mente y sobretodo vuestro corazón, que salió hecho añicos hace unos meses. No más rencores, ni desconfianzas, ni dolor en el alma… Comenzareis de cero como si fuese el primer día, otra vez dos extraños frente a frente, para volverse a conocer, a asombrarse, a gustarse… a enamorarse. Y ves que es lo más cuerdo que has escuchado en meses, tuvo que venir ella para decírtelo.

Y así se hace, otra vez, se vuelven a las conversaciones emocionales hasta las tantas, descubriéndose de nuevo, con el mismo asombro y la misma inocencia de la primera vez y poco a poco un golpe fuerte estremece el corazón en cada cosa nueva que sabes, como si fueseis dos cuerpos inertes que jamás se conocieron, por esa razón estáis ansiosos de saber más el uno del otro. Y aunque parezca mentira, aunque crees que sabes mucho de ella, por arte de magia, todo te parece nuevo y cada momento se convierte en una nueva conquista. En definitiva, nos sabes nada de ella ni ella de ti y ese es vuestro nuevo y bonito reto.

Y esta vez, las emoción del primer momento lo invade todo, pero más calmado que la primera vez. En una atmósfera propicia para que algo nuevo y bueno crezca sin miedo a desaparecer pronto por el ansia enfermiza de ambos. Ahora las circunstancias son bien distintas, ya no hay nadie interfiriendo entre los dos, ya no hay distancias grandes. Si se va a la velocidad adecuada, esto puede resultar.

Y por arte de magia, revela sus secretos contigo, es ahora cuando sabes que todo este tiempo no te perdió de vista, que se las ha apañado para seguirte sin que tú lo notases, que ha visto todos tus estados y fotos de WhatsApp, que sabe dónde has estado, con quien has estado, permanecio expectante a todo lo que hiciste por ella e incluso te revela algo mágico, le ha hablado a los suyos de ti, quien eres, lo que haces, lo que escribes, lo que siente, lo que quiere sentir… este secreto es quizás, el que más fuerza te da para seguir luchando por ella. Sin quererlo, te está diciendo, que ella también te estaba esperando.

No puedes negar, que su vuelta lo ha revolucionado todo, y con ello, te trae una felicidad absoluta, tú cara cambia, tu expresión se agudiza, incluso tus amigos y amigas lo notan, ahora vuelves a irradiar luz incandescente, porque ella es la farola que alumbra tu interior y que todo este largo camino estuvo a oscuras sin ella. Dale todo esto que te pide: tiempo, espacio, cariño y ella te lo agradecerá.

Todo va por el buen camino, incluso ella con voz tímida, te pregunta si durante todo este tiempo has pensado en los dos haciendo cosas juntos en un futuro: viajar, reírse, mimos, caricias, besos, ir a conciertos, ir a comer, dormir juntos…Y esta, es la pregunta más importante que te ha hecho desde que os conocéis y aun así, no necesitas pensar ni un segundo para contestarla con un rotundo sí.

Y una vez que está todo dicho y todas esas sensaciones recicladas descansando sobre la mesa, toca preparar el ansiado reencuentro, momento en el que  sabes, que quizás esta larga y sufrida historia tenga un final feliz, tal vez lo sepas cuando dentro de unos días os volváis a ver y disfrutar de un momento que nunca se tuvo y que sin embargo bien merecido se tiene.

 

Canción para escuchar en Bucle: 00000 Million -Bon Iver

Jordi Cicely

Aventurero, curioso, emocional superlativo, romántico, caótico, tozudo, insensato, sensible, tenaz, persistente, impulsivo, vital...soñador...viajero incansable, amante pasional, escritor espontaneo, amigo infranqueable...mis pasiones, la música (la Psicodelia, Sixties, el Brit Pop, Queen y Freddie Mercury, el Indie, el Shoegazing), la literatura, los relatos, la Generación Beat de Jack Kerouac, los poemas de Rimbaud, los viajes por el mundo, cinco ciudades (Braga, Londres, Brighton, La Habana y Hong kong), el cine de Godard y Larry Clarck, la Nouvelle Vague, la serie Doctor en Alaska, el pueblecito de Cicely, el movimiento Mod, el British style, el budismo, la noche en silencio, Latinoamerica, las chicas misteriosas, la vida...que es un suspiro. Solamente una cosa más: Si quieres perderme, sólo tienes que mentirme.

5 Comments

  • laugurut

    Los pelos de punta Jordi!!! No lo podías haber relatado de mejor manera….A veces creemos que historias pasadas han llegado a su fin..Pero resurgen con más fuerza si cabe para ( ahora si) ser definitivas
    El tiempo es sabido y pone a todo y a todos en su sitio 😉

  • Rosana

    Quizá ya no son cosas que le “contaste al oído”, quizás sean las “historias del alma mía (tuya)”. Es vivencial, es amor, es el post-dolor, no concoces el futuro, pero este texto rezuma esperanza, un sueño a punto de ser tocado. Vive, cae y levántate, pero aprenderás de ti y de la experiencia.

    Exteriorizándolo has conseguido que ella te siguiese en la distancia, que diese crédito a la veracidad de tus sentimientos, y has sabido que ha valido la pena. ¿El futuro? Hay que vivirlo. “Hasta la Victoria Siempre”

    ¡Vive!

  • Flor

    Recurrimos a la palabra amor con excesiva ligereza, sólo pensando en nuestro deseo de creer que estamos viviendo y sintiendo algo con la carga emocional que se le atribuye a esas cuatro letras. Pero en realidad, el amor es ese magnetismo que vosotros sí experimentáis, que os ha llevado a buscaros, pensaros y sentiros en la distancia, en la soledad y en la ilusión de algún día volver a cruzaros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: